Ecos de nuestra visita a Canacintra, Navojoa